¿TE IMAGINAS VIVIR SIN EL SENTIDO DEL GUSTO?

¿TE IMAGINAS VIVIR SIN EL SENTIDO DEL GUSTO?

Los expertos creen que nuestra lengua tiene 5 o 6 tipos de receptores: dulce, ácido, amargo, y salado, una minoría incluye el metálico, y otros más el umami, que es una palabra japonesa que quiere decir percibir sabores fuertes. Gracias a ellos podemos disfrutar de nuestros alimentos y bebidas favoritas, para muchos de nosotros comer es una de las actividades más gratificantes de la vida.

Sin embargo hay quienes no tienen este placer que a muchos puede resultar tan normal. ¿Te imaginas que la comida te sepa….a nada?

La condición llamada ageusia es una disminución o pérdida casi completa del sentido del gusto, las personas que  la padecen no pueden percibir sustancias dulces, ácidas, amargas o saladas, lo cual puede provocarles gran desesperación.

Suelen describir los sabores como: metálicos, fétidos o alterados, muchas veces desagradables o carecen del estímulo esperado, como por ejemplo al degustar un alimento con el cual antes se les hacía agua la boca, ahora no les produce ningún placer.

En algunos casos pierden completamente el sentido del gusto llegando a presentar también alteraciones del olfato, el cual está íntimamente ligado con la forma en que captamos los sabores. Por lo cual cualquier trastorno olfativo afecta la percepción gustativa.

Adrian Wellock, un hombre de Inglaterra, perdió sus funciones gustativas debido a un problema de gripe. Para el, beber un jugo de naranja era lo mismo que simple agua. Su doctor le informó que no había ningún tratamiento para recuperar su sentido del gusto.

La ageusia suele ser causada por un desorden neurosensorial que afectan a los nervios sensoriales gustativos, debido a accidentes, lesiones en nervios faciales durante cirugías de oído, extracciones de los terceros molares;  infecciones graves de vías respiratorias, exposición a sustancias toxicas, o trastornos hormonales entre otras. Algunas medicinas también pueden alterar el sentido del gusto por un tiempo. Aunque también hay casos de Ageusia congénita, que es cuando una persona nace sin tener sentido del gusto.

Los expertos revelan que a medida que vamos envejeciendo nuestros sentidos de olfato y gusto van disminuyendo. Aconsejan mantenernos conscientes de los olores que nos rodean, ya que de esta forma, al retener los sentidos del olfato y el gusto, la agudeza mental es más fuerte.

 

¿Sabías que existe este padecimiento? ¿Qué piensas de ello? escribe tu opinión en los comentarios.

También te puede interesar...

CLOSE
CLOSE