LA HISTORIA MÁS TERRIBLE Y TRISTE QUE VERÁS EN TU VIDA

LA HISTORIA MÁS TERRIBLE Y TRISTE QUE VERÁS EN TU VIDA

 

El 8 de marzo del 2017, los vecinos de la colonia El Sol en Netzahualcoyotl descubrieron el cadáver de una niña pequeña, era de aproximadamente unos 4 o 5 años de edad, estaba semidesnuda, con signos evidentes de maltrato, marcas de mordidas, golpes en el cuerpo y con heridas en sus partes íntimas, llena de tierra, tendida sobre la grava y los escombros de materiales de construcción en un terreno baldío de la ciudad de México, solo llevaba puesto un par de calcetitas rojas, una sudadera verde, y a su lado, una cobija de ositos.

Terreno sobre la Avenida Borde de Xochiaca, a la altura de la calle Virgen del Camino. Foto: SinEmbargo/Carlos Vargas.

Las autoridades llegaron al lugar, donde levantaron el cuerpo de la pequeña, que fue examinado por los peritos, en su dictamen la descripción de la niña la describía entre los 3 y 5 años de edad, de tez morena, cabello lacio, negro, ojos cafés, 95 cm de altura, pero ni la policía ni el equipo forense lograron identificar de quien se trataba.

Durante semanas, nadie reportó la desaparición de una niña con esa descripción, nadie buscó el cuerpo y nadie le puso nombre. Esto fue lo que despertó la curiosidad de Verónica Villalvazo, una activista por los derechos humanos conocida como Frida Guerrera, que se ha dedicado a documentar casos de feminicidio y violencia contra la mujer. Frida Guerrera comenzó una campaña para buscar a los familiares de “la niña de las calcetitas rojas” a través del trabajo de voluntarios, incluida la artista Rosa Alejandra Arce quien hizo un retrato de la niña basada en las fotografías que se tomaron el día que fue encontrada.

Estos dibujos fueron publicados en redes sociales, carteles y volantes en distintas partes de la ciudad de México y durante varias semanas, muchas personas se unieron a la causa para buscar la identidad de la misteriosa niña, sin embargo, parecía que la niña no hubiera existido, y no había señales de nadie que la reconociera.

Como las autoridades no conseguían información sobre la identidad de la niña, el caso quedo en suspenso, incluso, se iba a enviar el cuerpo a una fosa común; son lugares destinados para las personas que nadie reconoce, que no tienen familia y que murieron en el olvido. Sin embargo, varios activistas firmaron una petición para pedir el cuerpo de la niña, y asi fue sepultada el 2 de mayo en el parque Memorial de Naucalpan y al no saber su nombre la llamaron como “Yolloxochitzin” que significa flor de corazón, aunque en los medios la apodaron calcetitas rojas.

No fue sino hasta octubre que el misterio de la identidad de esta niña comenzó a tomar importancia en los noticieros de televisión abierta y los dibujos comenzaron a transmitirse con la esperanza de que alguien pudiera identificar a la niña.

Así fue como 9 meses después de haberse encontrado el cadaver, al fin se tenía una pista. Un hombre que se hizo llamar Alberto reconoció la cara de la niña cuando la vio en las noticias.

“Alberto” dijo que la niña era Guadalupe y que había llegado a su casa completamente sola en diciembre del 2016, esto porque su madre había sido arrestada por robo, la pequeñita tenía hambre y parecía bastante descuidada. Alberto y su familia habían vivido con la niña durante algunas semanas y festejó el día de reyes con la familia de Alberto, ya que la madre de Guadalupe no la quería, pero un día la madre extrañamente llegó por la niña. Alberto pidió que no se la llevara entonces la mujer intento vendérsela por 20 mil pesos, pero como el hombre no tenía el dinero para pagar por ella, la madre de la niña se la llevó. Pero de ahí no había sabido nada mas de Lupita como él le decía.

 Fue así que las autoridades ya tenía un nombre, y la investigación que parecía estancada de pronto comenzó a aclararse. Y ahí cuando la policía logro dar con la familia de Lupita. La policía comenzó a tomar las declaraciones de las tías y la abuela, quienes dijeron que la niña era hija de Yadira y de su padrastro Pablo, su madre, quien era adicta a los inhalantes había tenido a Lupita con una partera y nunca fue a registrarla, por lo cual, no existía ningún documento legal que respaldara que la niña hubiera existido. Además, la abuela y las tías ya habían intentado denunciar los maltratos físicos que sufría la niña por parte de su mamá y de su padrastro, e incluso, un día antes de que Lupita muriera, su abuela puso una demanda en el DIF por abuso infantil, pero esta demanda no pudo proceder debido a que lupita no tenía acta de nacimiento.

El fiscal general de justicia de la ciudad de México Alejandro Gómez, por fin confirmó el arresto de los padres en el mes de diciembre, quienes confesaron que ese día, Lupita se había hecho del baño en la cama sin avisarles, esto los hizo enfurecer tanto que el padrastro la golpeó y abuso de ella hasta dejarla inconsciente y su madre no hizo nada, al ver que no respondía la dejaron en la casa durante un día entero, y por la noche, la abandonaron en el basurero donde fue encontrada muerta a la mañana siguiente.

Las hermanas de Yadira, Mariana y Luz María han declarado que no tenían idea de que Lupita había fallecido, porque Yadira y su esposo vivían recluidos, acostumbraban a cambiarse de casa constantemente y dejaban sola a lupita sin comida ni agua durante varias horas mientras ellos salían a robar cerca de la estación del metro en Pantitlán, por esto ellas exigiero a las autoridades que se castigue a su hermana como cómplice de maltrato, violación y asesinato, además, se descubrió que Pablo N también había violado a una de sus sobrinas.

Y es así que f.inalmente, se resolvía el misterio de la niña de las calcetas rojas. El único registro de la vida de lupita son algunos videos caseros tomados por Alberto y una lápida que lleva escrito el nombre de “Angelita”.

También te puede interesar...

CLOSE
CLOSE