SI TE ACARICIAS ATRÁS SENTIRÁS MAYOR PLACER.

SI TE ACARICIAS ATRÁS SENTIRÁS MAYOR PLACER.

Un nuevo estudio, comparó dos tipos de estimulación sexual masculina: el anal y el del pene. Los resultados son sorprendentes y han motivado analizar cómo se produce el orgasmo masculino y cuál es la forma más placentera de estimulación para un hombre. 

Según la revista anatomía clínica, que analiza todo acerca del orgasmo masculino, los orgasmos a través de la estimulación anal son mucho más intensos que los obtenidos únicamente por estimular el pene.

En un orgasmo inducido por el pene, hay dos etapas diferenciadas.

La primera inicia con las contracciones de las vesículas seminales, seguidas por las contracciones prostáticas. Durante estas últimas, el hombre tiene la sensación de una inevitable eyaculación.

En la segunda etapa, el fluido seminal se dirige hacia la uretra.

La musculatura perineal impulsa al esperma por la uretra y es expulsado forzadamente en distintas etapas. Cada expulsión, produce una sensación de placer intenso que va disminuyendo a medida que la eyaculación se reduce.

Generalmente, la eyaculación se acompaña de un orgasmo, pero ambos son procesos independientes.

De acuerdo a este nuevo estudio, si las eyaculaciones son inducidas mecánicamente y carecen de contracciones pélvicas, tienen poco valor erótico, pero cuando hay una estimulación prostática con la estimulación anal, se activa un placer mucho más intenso.

¿La conclusión? Los hombres que practican la estimulación prostática tienen mejor calidad del placer sexual. Esto no tiene nada que ver con la orientación sexual del varon.

De acuerdo con algunos investigadores, el punto G masculino, situado en la pared rectal, es similar al punto G en las mujeres, ya que activa el orgasmo cuando es estimulado.

La estimulación de la próstata, genera en algunos hombres una erección, pero no en todos.

Una buena cantidad de hombres afirma tener episodios extremos de sacudidas antes de que ocurran los orgasmos inducidos y cuando lo hacen, son infinitamente más placenteros que los obtenidos a través de la estimulación del pene.

A pesar de estos resultados, aún no es clara la razón por la que ocurre el placer anal en los hombres.

Algunos investigadores afirman que la clave está en los nervios que pasan sobre la glándula o plexo prostático, mientras que otros afirman que el placer se obtiene de los nervios de la misma próstata.

Por su parte, otros investigadores explican que la razón está en un “cableado” del cerebro que es necesario para apreciar los efectos de la estimulación de la próstata. Esto significa que, gracias a cierta plasticidad neuronal, el cerebro se adapta para experimentar sensaciones de placer en esa zona.

Aunque aún falta ahondar más en el tema del placer masculino, es un hecho que estimular la próstata a través de la pared rectal, crea sensaciones de placer mucho más intensas, superiores a las obtenidas por estimulación del pene.

También te puede interesar...

CLOSE
CLOSE