10 COSAS EXTRAÑAS QUE HACÍAN LAS MADRES EN LA ANTIGÜEDAD

10 COSAS EXTRAÑAS QUE HACÍAN LAS MADRES EN LA ANTIGÜEDAD

 

  1. No usaban agua y jabón para bañar a los bebés. De hecho, se consideraba que el agua podía ser peligrosa debido a que en esa época no contenía cloro, por lo cual, estaba infestada de bacterias, además, se creía que las madres podían distraerse y ahogar a sus hijos, por eso utilizaban manteca de cerdo, aceite de oliva o mantequilla para “limpiar” a sus bebés, y solo usaban agua en caso de que el niño ya estuviera muy sucio.
  1. Antes, se tenía la creencia de que las enfermedades del estomago como la diarrea, se debían a que el niño todavía no había aprendido a ir al baño, por esta razón, todos los niños mayores de un año pasaban largas horas sentados en sus bacinicas hasta que se acostumbraran a avisar cuando tenían ganas de hacer sus necesidades. Según la creencia un niño que sabia ir al baño no se enfermaba del estomago…
  1. No les daban agua pura para tomar. Esto fue muy común durante la edad media, ya que el agua que se usaba estaba repleta de enfermedades, y debido a que no existían medicamentos como los antibióticos, los niños pequeños podían llegar a morir por tomar agua sucia. Así que para evitar esto, les daban a los niños cerveza o ginebra, que en ese tiempo contenía mucho menos alcohol y además, era muy baratoça. De cualquier forma no era algo bueno para los niños de la época.
  1. Envolvían a los bebés completamente. Se pensaba que esto ayudaba a proteger al bebé y mantenerlo caliente, además era mucho más fácil transportarlo, sin embargo, hoy se sabe que esto es muy malo para los niños, ya que no les permite moverse con libertad ni respirar bien, además tenerlos todo el tiempo envueltos provocaba muchas veces la muerte de cuna, que consistí en que el bebé simplemente dejara de respirar mientras estaba dormido.
  1. No les daban amor. Esto comenzó en 1916, cuando el psicólogo John Watson dijo que las muestras de afecto arruinarían los nervios del bebé, esto provocó que las mujeres con niños pequeños los dejaran llorar durante horas, e incluso, algunas madres no les permitían llorar cuando estaban tristes o asustados. Afortunadamente miles de expertos han opinado que esto no es bueno para los niños, ya que necesitan de amor para poder crecer mentalmente sanos.
  1. Los sacaban afuera en jaulas. En 1930 una compañía de electrodomésticos creó las jaulas para bebés, estas jaulas se fijaban en las ventanas de los departamentos sin importar que tan alto estuvieran y así, los bebés podrían salir a tomar aire fresco y disfrutar de un baño de sol sin que las mujeres tuvieran que salir a la calle. ¿Te hubiera gustado estar encerrado en una jaula a 5 pisos de altura?
  1. Sólo los amamantaban 9 meses. Los doctores de la época pensaban que después de los 9 meses, los bebés podrían enfermarse del cerebro debido al esfuerzo que hacían al succionar la leche, también, se pensaba que las mujeres que amamantaban a sus hijos por más tiempo se quedarían ciegas. Hoy en día, se sabe que esto es completamente falso y que incluso es bueno para la salud de los bebés y de las mujeres, ya que la leche aporta los nutrientes que necesitan los bebés y ayuda a prevenir el cáncer de mama en las mujeres, el tiempo recomendado por los médicos es de aproximadamente un año y medio mientras en cambio algunas asociaciones dicen que no existe un límite de tiempo.
  1. Nunca regañaban a sus hijos. No importa lo que hicieran, las mujeres de antes no tenían derechos o autoridad en las decisiones de la casa, por lo cual, muchas mujeres debían esperar hasta la llegada de sus esposos para darles una lista de las travesuras, así es como el padre se convirtió en un símbolo de autoridad y de miedo, y la madre se vio como alguien amorosa y paciente.
  1. Los prometían en matrimonio. Esto era muy común en las familias adineradas, ya que la fortuna se consideraba una bendición familiar y el privilegio de compartirla era reservado solo para personas con el mismo nivel económico, es por eso que las familias ricas acostumbraban a formar alianzas para que su recién nacido fuera el esposo o esposa de otra familia adinerada.
  1. No pasaban tiempo con ellos. Hace unos 199 años, se creía que las madres debían mantenerse alejados de sus hijos debido a su “pequeño cerebro”, esta creencia se hizo muy conocida en el mundo cuando un médico estadounidense dijo que el cerebro de las mujeres era mucho más pequeño que el de los hombres, por lo cual, la educación de los niños era un derecho exclusivo de los padres y de maestros.

También te puede interesar...

CLOSE
CLOSE