Pareciera un coche en miniatura. Pero pon mucha atención cuando se abran las puertas…

Cuando el sueco Mikael Kjellman maneja al trabajo, atrae muchas miradas de confusión. Principalmente porque nadie ha visto un automóvil tan pequeño como el suyo. Este hombre ha construido su coche él mismo, tras invertir bastante dinero y muchas horas. Lo ha bautizado como “PodRide”, que se podría traducir como “coche vaina”. Y espera que su idea se propaga por el mundo.


Este coche tiene todas las características de un vehículo normal, aunque sea un poco más pequeño.


Pero es suficiente para Mikael, porque simplemente engancha un remolque si necesita un poco más de espacio.


Pero lo más destacado es lo que se esconde bajo el capó, ¡ya que este “supuesto coche” realmente no es del todo un coche!

Mikael ha construido un nuevo tipo de bicicleta eléctrica.

“La idea detrás del verdadero PodRide es que sea una resistente y cómoda e-bike”, dijo Mikael.


El “auto” está equipado con un motor eléctrico de 250 vatios y una batería que dura hasta 60 kilómetros. Pero el tamaño y rendimiento del coche-bici es tal que Mikael puede llevarlo tanto por las calles como por los carriles bici.


Gracias a su motor integrado, el PodRide puede subir fácilmente las cuestas que serían brutales con una bicicleta normal.


Gira y frena con palancas que tiene a la derecha ya la izquierda del asiento.


El asiento es bastante cómodo y acolchado, por lo que ir por carreteras desniveladas o con baches no es ningún problema.


El PodRide es pequeñito, pero eficiente. Porque además es muy fácil de aparcar, si eso es un problema en tu barrio. Mikael lleva un año yendo al trabajo con este pequeñín, y por ahora no tiene ni una sola queja.


En este vídeo tienes al PodRide en acción, donde el propio Mikael te narra (en inglés) los secretos de su coche-bici:

También te puede interesar...

CLOSE
CLOSE