Los Náufragos más famosos de la historia

 

Cuando pensamos en una persona perdida en el mar durante días o hasta meses, nos llegan a la mente películas como Naufrago o una Aventura extraordinaria. Nos es difícil concebir la idea de que en la vida real  existan personas varadas en medio de la nada sin comida ni agua potable que además al no contar con ninguna clase de tecnología deban echar mano de todo su ingenio, para sobrevivir. Sin embargo, fenómenos como este  ocurren más frecuentemente de lo que imaginas.


Luis Alejandro Velasco

 
La historia de este hecho fue relatada por  Gabriel García Márquez en su libro ‘Relato de un náufrago’. Después de que en 1955 Velasco sobreviviera  al naufragio del ARC Caldas, una embarcación de la armada colombiana. Velasco sería el único sobreviviente luego de que con otros 7 marineros  cayera al mar durante una tormenta producida a escasas 2 horas de llegar a Cartagena. Solo en el mar el hombre pasó 10 días  a la deriva si comer ni beber, luego de este tiempo el marinero pudo llegar a la playa de Urabá totalmente exhausto pero recuperable. Esta  historia no tuvo un final feliz. Pues durante mucho tiempo García Márquez sostuvo una batalla legal con Velasco, por los derechos  de la obra.


Ron Ingraham

Ingraham es un hombre que a sus casi 70 años aún se encuentra habido de nuevas aventuras, este pescador que ha hallado en el mar tanto su vida como un medio de subsistencia, partió solo desde la isla hawaiana de Moloka en  noviembre del 2014. Desgraciadamente el mal tiempo, ocasiono que su velero de 7,6 metros volcara durante la noche. De un momento a otro una enorme ola se le vino encima empujándolo tanto a él como a su mástil hacia el agua. Con todas sus fuerzas el hombre logro subirse nuevamente a su embarcación quedando a la deriva. Doce días después, Ingraham pudo contar su historia cuando fue recogido 103 kilómetros al sur de Honolulú.


Adrián Vásquez


En febrero de 2012 Adrián de 18 años de edad, partió desde la ciudad panameña de San Carlos a una expedición de pesca con un par de amigos. El viaje comenzó muy bien, pues los  tres habían logrado una buena pesca. Desgraciadamente en algún punto del recorrido el motor del barco en el que viajaban se apagó repentinamente sin que ninguno de los tres tripulantes supiera que hacer. Con el pasar del tiempo las corrientes arrastraron el bote hacia el Océano Pacífico. Mientras tanto Vázquez y sus acompañantes comenzaron alimentarse de pescado crudo y agua de lluvia, no obstante al parecer las condiciones fueron muy adversas para sus dos compañeros quienes fallecieron durante la travesía. 26 días después y a casi 965 kilómetros de donde comenzó el viaje, la armada de Ecuador logro rescatar a Adrián quien mostraba “indicios graves de deshidratación y desnutrición”.


Louis Jordan

Era un marinero que sin experiencia salió de Carolina del Sur abordo de un velero a finales de enero del 2015. Mientras se dirigía a pescar la Corriente del Golfo volcó su bote, dañando el mástil de su embarcación, y a la vez su hombro. Desde un principio el hombre raciono el agua que poseía, y utilizo su ropa para atrapar peces y de esta manera intentar sobrevivir. Al saberse perdido Jordan se las ingenió para arreglar su mástil. Sin embargo su velero se volcaría en otras dos ocasiones antes de ser rescatado. 66 días después de su salida un barco carguero, el Houston Express, lo encontró a 321 kilómetros de la costa de Carolina del Norte.


Jesús, Lucio y Salvador: náufragos mexicanos

En 2006 una historia increíble lleno los titulares de los medios de comunicación mexicanos: 3 hombres habían sido rescatados en las Islas Marshall después navegar sin rumbo durante 9 meses. Jesús, Lucio y Salvador a lado de otros dos pescadores  habían partido del puerto de san Blas en Nayarit con la finalidad de pescar tiburones, cuando una falla en el motor de su lancha los dejara a la deriva. Los tres hombres declararon  que sus acompañantes murieron de hambre y sed luego de negarse a comer pescado crudo. Los sobrevivientes fueron recatados, por un barco atunero de bandera taiwanesa cuando se encontraban a la deriva. De inmediato la historia despertó en la prensa un gran escepticismo debido a que el aspecto físico de los sobrevivientes distaba de la de un náufrago, además de que algunos vincularon a los pescadores con el narcotráfico y hasta el canibalismo.


José Salvador Alvarenga

El  también llamado  Robinson Crusoe es un pescador salvadoreño  que partió en el 2012, de un puerto en la costa del Pacífico Mexicano. Hoy en día aún se debate sobre la fecha exacta de su salida pues el hombre asegura haber partió en diciembre, aunque los lugareños afirman que habría salido un mes antes. Lo que es cierto es que nadie lo volvió a ver ni a él ni a su acompañante de nombre  Ezequiel Cordoba después de partir. El naufragio de los hombres  ha sido confirmado por distintas fuentes y se ha dicho que para sobrevivir ambos hombres tuvieron que alimentarse de sangre de tortuga,  pescado crudo y aves pequeñas. Lamentablemente según Alvarenga su amigo Ezequiel no soporto la dieta por lo que murió de hambre y sed algún tiempo después. En enero del 2014,  13 meses después Alvarenga bastante desmejorado logro llegar a una playa en las islas Marshall. Alexander Selkir: el verdadero Robinson Crusoe

Este marino escocés fue quien inspiró a Daniel Defoe para crear su obra  ‘Robinson Crusoe’ permaneció cuatro años y cuatro meses como náufrago en las costas de una isla desierta en Chile, hasta que fue rescatado en 1709. el bucanero quien había sido abandonado a su suerte en un archipiélago inexplorado y solitario luego de ser acusado de amotinamiento en la embarcación en la que viajaba, logro sobrevivir solo con un mosquete, algo de pólvora, una Biblia, un cuchillo y algunas herramientas.

Lo más notable es que para su supervivencia se las había ingeniado para construir chozas, cazar animales pequeños y domesticar varios gatos salvajes. Finalmente fue rescatado por el navío corsario Duke, donde consiguió el puesto de oficial. Años despues en 1717, volvió a  Escocia donde contrajo matrimonio sin regreso al mar en el cual moriría de fiebre amarilla el 13 de Diciembre de 1721.


La mayoría de estos náufragos despertaron dudas cuando relataron  su historia. Como podemos notar algunos tienen sorprendentes coincidencias y similitudes. Muchas estas historias tienen un final triste, en el que un marinero muere en el mar. Ahora que las conoces cuéntanos no te parecen increíbles estas historias de supervivencia?

También te puede interesar...

CLOSE
CLOSE